10 octubre 2009

Recuerda

.
Recuerda el tiempo de malvas
donde el refugio de nidos de amores silvestres
adormecian nuestros arrullos dormidos hasta el alba

Recuerda tus lunas
donde mis manos ambivalentes hacían con las tuyas
carambolas de locuras llenas de un amor en plenilunio

Recuerda el verso crucial aquel
donde te hablaba del amor puro y querrillero
que nos unía eternamente de furioso y aguerrido

Recuerda mi voz
las campanas en mi boca
que tañendo besos te enamoraban locas
las palabras que doblaban desde mi alma a tu corazón

Recuerda mi amor
que en nuestros bosques de amores como equinoccios de tantas luces y tantas flores
en tus brotes de pasiones emulsionaban impacientes y sedientas las mias

Recuerda soledad mia
que cuando la calma marchó y yo me moria y moria
parti solitaria sin rumbo hacia otro solitario destino
en las noches sin dias que de tan solas y solas ya ni se amanecían

Recuerda insensata locura
que amalgamándome entre los brazos de tus duelos vespertinos
con soldaduras de estaño demente y de locas soledades
me quedé sin cordura entre los devaneos de esos tus locos delirios.

Recuerda dolor
que cuando me diste la mirada triste
que siempre llevo en esta mi triste mirada
despertaste de los nidos los puñales de un olvido
que clavaste con la puñalada inocente de un criminal consentido.

Recuerda la pausa del tiempo
recuerda el miedo dormido
recuerda los besos, las furias, los amaneceres rojos en los sentidos

Recuerda las caricias
las grutas escavadas en los montes de tus labios
las paradas amantes en tus inverosímiles estaciones y desvios

Recuerda nuestros cuerpos
las violetas purpúreas que en abril me ragalabas
para que el viento poniente sosegara nuestros bravos oleajes.


Recuerda mis andares
la caminada lenta de mis pasos por tus playas
en las marineras sonrisas que esgrimias contra tanto alboroto de mi amor sin equipaje

Recuerda el apetito
que como voraces y hambrientos amantes nos desayunabamos las risas
escondiendonos tras los secretos de imposibles amores y sensuales avaricias

Recuerda mi casa, nuestros encuentros, nuestras mudanzas…
tus besitos niños, el amplio puerto en la ensenada con la brisa en la mirada
esquivando la imprudencia de aquella soliviantada noche de una cita inaplazable

Recuerda el tedio, la impaciencia, tus hastios
mis viajes en tu ausencia, tus sospechas infundadas, mis desvarios
el ocaso embaucador que se me enredó entre mis cabellos por tus celos encendidos

Recuerda la triste despedida
la que agrietó impasible el mosaico transparente azul del cielo
la que domó mis ojos fieros, mi sombra en primavera y su anhelante suspiro.

Recuerda mi llanto
el que acalló los pretextos de que aún habiendo sido tanto como fuimos
sin remedio ibamos ya a dejar de serlo

Recuerda mis versos
recuerda el inmortal primer amor de tu vida y de mi vida que nunca se olvida
tan sólo en mi alma para ti y para mí, tan sola y triste, tan triste y solitaria
hoy te los recuerdo

Los cabestros

.

Alerta que vienen deprisa,
que se avecina la noche de los cabestros solitarios.
La locura del vahído, la caravana de orfebres,
con los azules telescópicos de las farsas y las comedias.

Adelántate que vienen
comulgando los cabestros solitarios en la noche
de tu muerte sin perspectiva.
En las meridianas ancestrales se esparcen los osarios
de cavérnicolas amables que rescatan la libertad.

Asegúrate que vienen
a montones los cabestros, lagartijas disuasorias
de la sextante universalidad.
Y mientras alzo un canto mártir sin dueño
de pasados infalibles
me compunjo y me soslayo por tan alta dignidad

Arremángate que llegan
las pasiones de los guardias,
los oblicuos traficantes de la espesa soledad.
¿Escuchaste lo que dije ?, apresúrate si quieres
que detrás vienen
hablando de tu nombre y el mío.

El Norai

.

A MON PARE


La meua mar més oberta.

El destí diferenciat de l´estança.

Alguna cosa molt greu ha passat.

La meua mà mes buida.

Adéu company de la marea.

Adéu company de la mare.

Adéu amic.

Adéu claror de la nit.

Adéu company de ma vida.

Adéu pare.

Lamento seco contra el furcio silencio

.
Te oigo lamentarte y lamentarte
con las voces de los niños muertos
con la terrible onomatopeya de la muerte
que es el llanto de una mirada seca sin camino,
hacia atrás.
y maldigo contigo la indolencia de unos cuantos
que se ahogan en carcajadas de sangre
bajo las cascadas de sus triunfos
que tan sólo fluyen muertos.

Este pesar tan hondo
se está zampando las osadías de los necios
y sepultan los rescoldos de una dicha que se apaga
en los corazónes sembrados de amor
que sólo un Padre Verdadero
pudo inseminar desde el Origen en sus doloridas entrañas.

Caravanas fantasmales de sordos, ciegos y mudos
en pendientes que se abisman hacia el cerro de la muerte
han asaltado el poblado que dormítaba y pacía
para arrebatarle a los niños sus miradas inocentes

nos han robado con su avariciosa hambre de la nada
los futuros inciertos de los jóvenes enamorados
los presentes labrados en las matrices anchas y claras
los pasados de las ancianos que en serenas filas esperaban
cansados e impacientes un adiós de luminosa despedida

Tengo miedo Mustafá de que la sangre de todos todos
brote y brote desmandada en manantiales de muertos
de que se apresuren los ríos en sus cauces libertarios
a repartirla y regalarla entre las orillas de los pueblos
hasta conducirnos sin rumbo hacia el mar de la indolencia
que amordaza pasiones, siembra odios y engendra miedos

Esta es mi voz dolorida para ti
para todos los tuyos
para tu pueblo.

No a la producción de armas masiva.
No a este holocausto consentido
No más sangre de santa inocencia
No más por favor, que hoy hincada de rodillas
a cualquier santo Dios que me escuche se lo pido.

A donde el cielo te llame

.

A MIGUEL HERNÁNDEZ


Ya no pareces nada.

Se ha esfumado tu corazón de plumas
en el registro sofocado de mis versos
y tú, que comías del más alto y bello árbol,
desde tu mano a tu conciencia
eres hoy el alimento de mis raíces cotidianas.

Todo silencioso en estas anchas ausencias de ti
mientras tú te vas acrecentando en la nada de mi nada.
en la penumbra de mi todo
en la esquina aquella de mi mirada
que te perseguía tan de cerca.

Pero la espada de fuego ha partido tu vuelo en dos,
sin darte tregua ni defensa en tu batalla
me has manchado de penas el corazón y la calma
para que sea yo el cementerio de estrellas
donde tus ojos brillan, donde tu terciopelo rebrota,
donde se regeneran tus alas

regresando de nuevo a sembrar tu huerto cualquier día
volverás cantando más alegre a tu higuera en la mañana
retornarás al cielo de mi alma solitaria, amante y triste
al cielo mío que alto y claro siempre siempre te llama…

¡Miguel… Miguel… Miguel!…

que el andamio de mis flores está triste y se marchita
que las guitarras sin las cintas de tu amor ya no braman
que el labrador de más aire de tan puro murió de pura pena
que el limonero amarga de tan amargos azahares y limones

que los astros, amapolas, cinchas, albahacas
torres de bravura y hasta tus penas circundantes
se marcharon de vendimia con las cabras y las lunas
reagrupando tu sangre con tu llanto y las escarchas

que los aires del pueblo cantarines hoy arrastran
a un perito en lunas, a un poeta y a un cabrero
que las voces del pueblo tu nombre han pronunciado
que regreses a casa que te están esperando a cientos
que te vengas a soplar tus cien velitas de cumpleaños
compañerito de mi alma,…compañero.

Todas

.

Todas, todas las palomas blancas
han levantado, todas, todas
el vuelo
girando y fundiéndose en sus órbitas
sobre una luna roja de pasiones encendida.

Y en las alas abiertas blancas,
de luceros blancos llevan todas
las rosas malvas todas, todas, todas
a las lunas rojas retoñadas de amapolas.

Sobre las alas de blanca luz y blancos versos
en giros de alas y de lunas rojas ,vuelvo
con todas las plumas blancas en las alas
con todas las alas rojas de la luna
con toda la furia roja de los vuelos.

Sobre las alas rojas arrastradas por el viento
en un fulgor de fuego de mi luna roja ,vengo
con todas las alas como plumas de amapolas

con todas las rojas alas abrasadas en el fuego
con todas todas las plumas de los versos rotas
con todas las rosas malvas de tu rencuentro.

Musa de todos los elementos

.
Tienes de almas los pétalos llenos ,
niña que te están ahogando los minerales
y todas las ramas de arbustos ,árboles y hierbas
se arrastran a tus pies por donde caminas
dejando a tu paso riachuelos,manantiales,
fuentes de lluvias,aguas termales
arroyos y torrentes
que se alimentan de tus cauces.

Bravo niña bonita
contigo estrella,
cantimplora, botas de agua,
chubasquero, margarita
leña caída, piedra o insecto
contigo querida niña
lo que tu quieras
lo que tu digas."

Especie de altura sin dos

.
Campana unicorne
del sonido literal
ictericia formidable
de la rendición exacta.

Palabra precisa
de la muerte inminente
clavos espadas in albis
ultrajante materia
libre
de expansiva cabalgadura.

Soy rendición
monstruo que alarmante siento
poeta iliada
romano que en el emperador
no existo.

Regalos madrugadores
atención exacta emotiva
resuelvo solitario
logarítmo de piramide
propiedad se aclara.

Sonrisa posesión se come el mundo.

Bravo letra pura¡¡

Tiempo presente

..

Estoy en el margen justo al borde del camino
y las lunas andantes en sus noches cabalgadas
en mis austeras estelas empañadas de oro fino.
galopan crecidas como fieras liberadas.

El espejo ligero muestra un rostro fidedigno
tintinean las luces en reflejos doloridas
y las bellas amarguras fundiéndose se engastan
en los sobrados azules de soberbias y zafiros.

Las pasiones esperan en el borde de las manos,
los rincones se estrechan escuchando sus bramidos
y los versos enredados en marañas apagadas
aletean poemas con sus cirios encendidos.

Te han llamado galante mujer enamorada
te han tomado de la cálida y triste cintura
y con flores de azahar en tu risa coronada
regresas infantil a tus juegos y diabluras.

Y no importa que la suerte ya esté echada
la levanto sosteniéndola firme y erguida
en las blancas sombras de mis canas plateadas
que iluminarán felices la llegada de más días.

El regreso

.

Regreso del submundo del silencio
donde las calles se dibujan
en aceras menguantes sin poderse desbordar.

Regreso de la tierra sin riego y baldía
con la sequia intensa de los torrentes sin voces
de los rios contenidos en cuencas de mordazas.

Regreso de un manantial de viejas rutinas
de pájaros mudos que trinan
las flores silvestres de pétalos en muda
aleteando sin jardines.

Regreso de la pena naúfraga
de la mano abierta acantonada en un puño
del objetivo sin lucha derrotado
por toda la furia abizarrada del miedo.

Regreso desde unos ojos salvajes
desde unas niñas sin brillos en la mirada
desde una pausa inconclusa, desde una sombra cotidiana
desde un paraiso ausente
de lunas rosas, de rosas blancas

Mi primer día de colegio

.

Rosita siéntate.
No quiero.

Y esos ojos de niña acalambrados
de miedo como los del preso sin culpa
iban descubriendo un universo hostil
sin escapatoria.

Rosita ven a leer.
No quiero.

Y agarrándome a la silla de mi hermana,
en pie como un estandarte de impotencia,
se escapaba por mis ojos la sabiduria
infantil que de nada sabe que de nada entiende

Rosita mira lo que tengo.
………………..

Y ví en su dedo la herida con sangre
doliéndome a mí
mientras escurría los ojos hacia los cristales
que me atrapaban inmensa
en un lugar donde yo lloraba por dentro
buscando con un dolor en el pecho inaguantable
la manera de salir huyendo y corriendo
a la calle
y a los amplios brazos que me habían dejado,
  sentía yo, abandonada.

Poetario ( A todos nosotros)

.

Se me desboca la lengua cuando hablo de nosotros.
gladiadores del verso en la arena del poema,
contra la fiera del caos que se esconde en la palabra
contra soliloquios, pareados, monotemas
contra neuralgias de amores por amor ametralladas.

Se me desboca la lengua cuando hablo de nosotros,
solitarios castillos levantamos en la arena,
en las malas noches de escotes de rimas hirientes
del soneto antiguo, que entre cuartetos se debate
si bajarse al terceto si escaparse o suicidarse.
.
Se me deboca la lengua cuando hablo de nosotros
soldaditos de plomo de batallas sin heridas
empuñando poemas en el campo negro y grana
disparando amores, jardines, versos y caricias
sobre los ténues grises de las almas desalmadas
que acorazan madres, esposas, niños y viejos.

Se me desboca la lengua cuando hablo de nosotros
se me desboca el alma, la calma, el inventario
de los poemas vuestros, de los mios, de los muertos
de poetas guerreros, sabios, locos o ermitaños
que perdieron la vida entre versos y alegrías
cayendo frente a otros por sus versos desbocados.

En mi viaje

.

No sé la hora que es,
miro el chivato del tiempo
y camino adversa sobre la cima de esta noche,
parada en el sesgo del instante
voy atrasando las manos
las miradas en pausa
me han detenido inconexa.

Escucho el martillo de un reloj.

Regreso a tu participio amado
donde mi corazón era una risa silvestre
donde tus augurios dulces
trenzaban mis calmas
y eran la miel de mis actos
en el hecho abstracto del amor.

El reloj está clavando llantos en la herida

Y se ha parado la sombra
las elocuentes persianas se han bajado
he disparado la trampa
de las rosas malvas de tu encuentro
que cerró la salida al laberinto
y que hoy me mantiene en alerta.

Tengo en mi mano el reloj transparente.

Las amalgamas de claros,
las luces niñas que amanecen sin camino
han atravesado la noche del miedo
el momento sordo de tinieblas
donde destilan las almas su dolor
consumiendo a fuego lento su llanto

H e detenido el reloj.

He detenido el paisaje
he detenido la marcha, la luz, los engranajes
he detenido la luna blanca, la aurora,
el homenaje,
el tiempo sin horas, el ruido, el oleaje,
lo he detenido todo,
completamente todo
y lo estoy recogiendo en mi equipaje.

La vieja charca

.

Algún día se secará la vieja charca
y las libélulas sedientas de cánticos
irán aminorando y enlutándose la marcha
Afilarán los serruchos sus dientes mellados
para en la hueca garganta tallada de voces
seccionar los poemas entre tajadas y breviarios.

Se cerraran los equipajes,
se secarán las norias en sus giros de lenguaje
y en el momento de libar en sus frágiles amapolas
engulliré una ración de cielo negro azul oscuro,
bebiéndome a sorbos tantos versos declamados
en la copa ciega de mi ocaso
aventurándose también sordo y mudo.

Sorberé la escarcha de mis lágrimas caidas
de los rojizos ojos que dejan
sus fragmentados lutos de luz en poemarios
a través del llanto en sus ramas partidas,
a través de risas en tiempos trenzados,
a través de redes, de lunas, de brisas,
de lloviznas breves,
de libros y de temarios
de palabras crudas y bellas
que nunca quise transcribir a mi diario.

Yo quiero ser

.

Yo quiero ser la sábana blanca
cubriendo el paisaje
secándose al sol en el jardín, Brisa
Yo quiero ser la luz que tenue nace
iluminando recuerdos murmurados
en mi alma con tu voz, Amanecer
Yo quiero ser la ola que danza
en tu vientre, que mueve
tu calma ahogando tu paz, Mar
Yo quiero ser tu verso, tu mano,
la musa que vuela sin rumbo
hacia tu poema, Literatura.
Yo quiero ser tu niña,
tu amante sin manos
el nido caído en tu pecho, Naturaleza
Yo quiero ser premisa,
locura de sabios,
pregunta en tu mente, Filosofía.
Yo quiero ser la hoguera
que inflama tu cuerpo
en esa noche oscura que te posee, Mística
Yo quiero ser un beso, un cupido,
un futuro incierto que duele, un suspiro
un beso furtivo, un te quiero eterno, Amor

Tu nombre

.

(Poema extraviado, se busca...)

Érase una vez...un libro

.





.

Érase una vez
que me dieron un libro

Hablaba
de muchas cosas interesantes...

Decía que había niños nacidos de pie
porque querían subirse en bicicleta.

Hablaba de animales fabulosos
de dos y hasta de tres cabezas
que pensaban diferentes cosas
y nunca se ponían de acuerdo.

También decía que las lunas de Júpiter
eran jóvenes doncellas
que se marcharon de casa
y nunca las volvieron a ver.

Narraba situaciones absurdas
de hombres que se amaban
amarrados a sus propios sentimientos
De besos
en cárceles de AMOR.

Calificaba como cuestiones
de vital importancia
las que se vivían en sueños
porque eran realidades
con pijama de rayas
donde se podía escribir...
la LIBERTAD.

Contaba hazañas extraordinarias
de gente que vivía sin nada
y a nadie pedía
De poetas enloquecidos
que pasaban sus días
entre cojines de versos ,
...y sus noches

...O de arañas gigantes
tejiendo sus telas
con sedas
que importaban de Oriente
a muy buen precio.

Era un libro
muy interesante
que yo aprendí a leer
de niña.

Tan interesante que...
"día a día" y "una a una"
copié todas sus PALABRAS
en mi alma para NUNCA
llegar a OLVIDARLAS

Ahora ...
cuando todo se calla
y mi mente queda QUIETA
releo sus textos
hasta quedarme DORMIDA .


Rosa Iglesias

Las palomas

.
Las palomas
Las palomas han salido hoy
Las palomas han salido hoy a la calle
Las palomas han salido hoy, a la calle,todas

No vienen a anunciarnos
que hoy es un nuevo día de fiesta...
....................
..............

Pero el espesor de su blancura
en la plaza habla y habla
porque, hoy ,
ha terminado una guerra...


(Poema extraviado y recuperado incompleto de memoria )

Abrazo dulce de luna

.
En tu abrazo dulce de luna que mece,
en tu invisible abrazo que alumbra la noche,
en mis horas perdidas entre nombres, ausente,
entre rimas calladas, entre voces silentes
cabalgan furiosas a lomos del tiempo
las ganas tan locas que tengo de verte

Cifrados anuncios de sueño impregnados
donde quedarme dormida esperando tu nombre,
donde quedarme despierta velando tu sueño,
donde esperarte impaciente,
...donde tenerte.

Has pasado…, no te he visto…
ya empiezas de nuevo...a dolerme.

Fuentes claras de azules aguas

.

(Poema extraviado)

Llanto de un campesino asesinado

.

A mi amiga Luz América,
hija de este campesino asesinado
que llora por dejar siete hijos
y una esposa embarazada
en tierras de caña de azúcar
y de cafetales colombianos.


Grandes avaricias y graves pasiones
de los bándalos de mi país,
ansían poder por servir a mi patria y
sienten deseos de especiales normativas
contra la multitud.

Esperan decidir por todos en el Nombre del Padre
y ocasionan tanto dolor
como sangre intensamente espesa.

Acaban con la hijada de los barrios,
se sacian de animadversiones
antes que del pan para comer,
anticipan su sangre a su agua
y prefieren matar a vivir.

Yo deseo lo mejor para el sentir de mi pueblo.

Ellos ansían la sangre intensa corriendo en las calles,
tan sólo mutilaciones podemos esperar de ellos,
abismos de lanzas fundidas entre sus manos.

Siete amores pierden sentido
y el mayor de todos, esta noche,
viene pisando fuerte el corazón.

Amor primero y último de mi historia
firmado con la huella de mi sangre

05 octubre 2009

Cuando la noche se crece

.

Quiero con las luces blancas de Don Joaquín Sorolla y Bastida
con todas las cañas y el barro que Don Vicente Blasco Ibañez amasó
edificar un poema sin sombras, un poema de adobe,
un poema de playas cubiertas de flores, de fuegos,
de levantes fieros que se izan en alta mar.

Y aun siendo poeta sin nombre, nacida en un barrio de arenas
junto a una mar preñada de olas, algas y brisas, espumas y redes
quiero recitaros en verso el alma marina, el aroma de sal
la tarde encendida de la pálida bruma, el lecho de orillas
con lenguas de oro y de plata.

La roja esfera del plenilunio, la blanca estela de las barcas,
el amanecer de naranjas, el fulgurante perfil de las estrellas,
las caracolas fugaces en los omnipresentes azules del cielo,
el viento enredado de lunas y el horizonte dormido en su cuna
cuando la noche se crece.

No quiero entrar

.

No quiero entrar en la cárcel de la palabra,
no quiero transitar entre paradas suburbanas
en el metropolitano de anocheceres eternos.

Mira mi boca entreabierta
y verás asomarse los versos.

No quiero medir
la medida
ni la lógica
ni
los tiempos.

La mirada impaciente

.
Dejo correr el aire entre mis versos

dejando un rellano firme a cada pie de renglón

donde poder recuperar el resuello del aliento,

donde poder caerme de bruces cuando resbalo,

donde poder asomar la mirada impaciente de niña

intentando descubrir el final de este poema.

A Nina

.

A Nina mi CANdorosa
y CANdida niña.

Roja mañana,
amenazadora como una sangrante herida.
Negras montañas de noches
azotan de luto mi esperanzado horizonte.

Y entre las rojas mañanas apuñaladas de amapolas
y las noches negras ametralladas de dolor,
te alejas, toda tú luminosa e invisible.

Roja y negra vida
de amapolas y anocheceres.

Te vas querencia sin extremos.
Te marchas inmóvil
y te alejas.

Las flores azules

.







MÚSICA de SILVIA OCCORSO



De flores azules los días,
de amargas nostalgias
las noches,
de azules recuerdos,
de flores dormidas,
de azules floridos ,
amores.

De adioses azules
de flores caídas,
de azules las noches
de flores los días.

De floridas noches
de flores azules
de flores marchitas
de flores de azul sentía,
de flores de flores…

04 octubre 2009

A vos que estais en el cielo

.

Hoy he perdido el Oriente
de aquellos lejanos versos
que me adormecían
como opio inyectado
en la médula de mis sentidos

Y te he visto alejarte sin pausa
frente a mi ataúd blanco de espino
recogiendo dos púberes flores
de pálidas manos nuestras
para evocarme mientras te olvido

Lo siento. Lo siento en el alma
albergada en despedidas de
noches silvestres en lunas cuajadas,
permisiva falta que me obliga
a pedir perdón a quien falté.

03 octubre 2009

Las invisibles alas del viento

.
La ráfaga de brisa que acaricia todos los cuerpos
todos los montes todos los volcanes ,
las playas, los horizontes.Todo…todo…

El hacedor de mareas, el cómplice que borró las huellas,
El promiscuo predador de campos pacientes, campos de guerra,
tu primera alegría infantil cuando hizo volar tu cometa. ´

El que pasea las nubes a lomo, el que arrebató a traición tus papeles,
el que barrió la hojarasca, el que secó tantas flores de Mayo,
el que robó los tejados a la gentes más humildes.

El que te puso a los pies la limosna en papel que tanto necesitabas,
el que derribó tu muro ,el que invadió con polvo tu casa
el que mantuvo tu fuego encendido, el que después apagó tu candil.

El que a diario dibuja y borra a placer sobre la arena de los desiertos,
el que lleno tus ojos de tierra ,el que alimentó desbastadores incendios.
Ese ,ese es Eolo el inconstante Dios de los vientos

Yo vengo

.
Yo vengo de fuegos grabados en furias llameantes
con Rojos Incandescentes en la fragua de Vulcano.

Yo vengo de aguas voraces de sales y arenas
con silos copiosos de azules de cielo y azules de mar.

Yo vengo con pasos de tierra firme erguida en la montaña
con todos los ocres del suelo en mi morena tez bordados.

Yo vengo del aire, del límite donde el viento
se convierte en brisa con aires marinos y monteses aires
y …yo vengo, yo vengo, yo vengo.

17 septiembre 2009

Carta de despedida de una profesora

.

Con tus noches largas de ausencia y de incógnitos puntos suspensivos
mis días se fueron llenando de adverbios indeterminados.

Aquellas conjunciones nuestras en disyuntivas tan particulares y extrañas
acababan siempre en una conjunción copulativa de nuestros desnudos cuerpos.

Y recuerdo tus oraciones tristes e intransitivas en el espacio camino hacia Dios
suplicándole para que se unieran en matrimonio estos nuestros nombres propios.

Yo te escuchaba silenciosa entre punto y punto de mi labor sin mirarte
y pensando en todos aquellos adjetivos calificativos que hacia mi persona lanzabas
insultándome y faltándome sin plantearte ni una sóla vez un pequeño interrogante.

Quiero ponerle un paréntesis a nuestras vidas y dedicarme
a escribir un guión de cine con esta historia.

Que te sirva esta carta, en la que no echarás de menos ni un punto ni una coma,
como artículo determinado a capitular nuestra relación verbal.

No sigas ya con esas oraciones pasivas y místicas que de nada te han servido.

Y como no has mostrado en ningún momento admiración alguna hacia mí
me llevo todos mis complementos...

Aunque sé que me rogarás que sólo sea un punto y aparte
me marcho poniéndole así a nuestro compromiso punto final.

Me voy corriendo no sea que me vaya a quedar sin taxis,
ya sabes que hoy es día de fiesta en mi pueblo´

Vaya se me acaban de romper los corchetes de la falda….

P. D: Sepas que me concedieron por fin ese puesto que tanto deseaba
como profesora de Gramática elemental en la escuela.
Por cierto, lo de la brecha aquella que me hiciste
no fue casi nada, quédate tranquilo
que solamente tuvieron que darme dos puntos.

El último cigarrito y me marcho.

.

En la noche flamante con mi flamante Renault Express
me incorporé a aquella rotonda infernal,
atascada cañería, de automóviles sin retorno.

Un orfeón de cláxones armonizaban marcándole el compás
a una irritante e inmelodiosa voz de sirena
que, con un chirriante Do de Pecho, anunciaba la urgencia letal
de algún pobre y dolorido enfermo ambulante.

Perdí las fuerzas, el tiempo y hasta la alegría de vivir

…¡Señor que ya no puedo más!...

Y cuando ya se me agotaron del todo la paciencia y la razón,
fue al verme en aquella laberíntica espiral, atrapada ....
y ¡sin tabaco!

Médium loca

.

Como ella hablaba con los muertos
decíamos los de su pueblo entre risas
que sólo estaba “médium loca”.

Pero la locura absoluta se desató en aquel inenarrable día
que por ingente cantidad de espíritus alborotados
fue tomada al asalto la pobre María.

La poseyeron atletas, camioneros y funcionarios,
gente venida de afuera, contorsionistas, cuatro o cinco notarios.

Y sin invocaciones ni nada la transmutaron como por magia
publicistas, números de la guardia civil, escritores marchitados,
rapsodas de capa caída, cantantes de ópera, algún que otro revolucionario…
diez leguleyos ociosos, prostitutas de bajo postín, una mujer barbuda
y ¡hasta una cola entera del paro!

Y no quiero contar pero contaré porque todos lo cuentan y la rabia me come
que una tribu de barbados hombres de feas y dudosas intenciones
le mancillaron su rosa de abril como prostituta de pago.

Recalco: ésto yo no lo ví. Pareciéndome del todo inverosimil y exagerado.

Pero todo lo que os cuento es poco para lo que se vivió en aquel sindios…

Y allá que andaba María…
batiendo los cien metros lisos mientras cantaba las arias de Verdi,
deteniendo a sus vecinos con el “alto quien vive”
al tiempo que practicaba saltos mortales de gran dificultad,
y hasta ganó el concurso de escupitajos con la saliva de los muertos…

Y lo peor de todo fue
que creyéndose un gran dictador ejecutó a Doña Balvina en la plaza del pueblo
recitando “las oscuras golondrinas volverán” o yo qué sé qué era aquello.

Se me olvidaba también como suceso importante que le prendió fuego a la Iglesia
bajo la inspiración de un pirómano, antiguo reo,
a la vez que ella misma, con un elegante juego de manos,
lo extinguiera poseída por un cuerpo de bomberos de los años 20.

En fín… qué más calamidades contaros…

Por todas estas razones que parecen ser bastante suficientes
declaramos Día de Luto Oficial
la Festividad de Todos los Santos
en este inconsolable y conmocionado Ayuntamiento.

11 septiembre 2009

Por orden del señor alcalde

.

Hombre anuncio de las calles de Madrid,
se ofrece para ocupar plaza en Ayuntamiento
en cosideracíón de Vds., digna
para así no ofender más al señor alcalde.

Mi amigo, que es bombero torero,
se suma a la petición.

Ofrecemos:

Gran discrección frente a corruptos.
Respetar las papeleras tan chulas que Vd. ha comprado.
Pagar sin protestar las multas de aparcamiento (aunque
hemos tenido que vender el coche).

Razón: Horas comida y cena. Casa de la Caridad de Madrid
Mañanas de 10 a 13: colas de Inem

La realidad transeúnte

.

No te esfuerces,
la realidad no es un transeúnte
de persecución inconstante.

Supervisa tus fuerzas y parámetros
porque ya no hay escapatoria.

No te escondas más
que te alcanzó para siempre
en tu primer bautizo de llanto.

Buenos días

.
Buenos días a los despiertos
y felices sueños a los dormidos.
Tendremos tiempo en este nuevo día.

Buen tiempo…
Mal tiempo…

Veinticuatro posibles horas de felicidad.
Veinticuatro imposibles horas de dolor.

A todos y de todos modos…

Buenos días.

Madre tierra

.

Cordón umbilical de acero,
madre nutricia,
tierra que me alimentas con tu todo.

Es este parricidio indolente,
tan humano
el que te dará muerte
por negligencia.

Madre
agárrame bien fuerte la mano
que estoy decidiéndome
a morir
abrazada a tus océanos

Mi querida princesa

A mi sobrina Julia


Julia, mí querida princesa niña
que ascendiste a ser la reina de mi casa.

Por cuanto amor recibías de mí
multiplicando tu amor infantil
fuiste llenando mis arcas.

Julia, mí querida fecundada niña
con un príncipe heredero en tu vientre.

Por cuanto amor recibe de ti
en este precioso jardín.
está floreciendo impaciente.

El Invisible Fakir

.

El Invisible Fakir se llevó
los alfileres que prendían
recuerdos viejos en mi imposible memoria.

Me arrebató las ascuas que atesoraba,
…por si alguna vez…,
para sus malabarismos de fuego.

Pero no consigo recordar… qué era aquello
¡tan importante!
para querer provocar, yo, tanto incendio.

Al descubierto

.

De la almohada dulce en que me sabías
dormido en un profundo sopor
has recibido noticias mías.

De mis sueños te habrá hablado,
si no en prosa en poesía
y algo de mí te ha contado.

Porque mira, desayunando estoy aquí,
y aún sin haberte ni hablado
una miradita rara veo en ti.

-¡Qué pesadilla he tenido esta noche!

-¿Pesadilla...? ....¡¡ Pero hombre...
si se te ha escapado hasta el nombre...¡¡

Horizonte vertical

.

Aquí derivada
ha llamado mi atención,
como un asterisco, tu mirada
y tierra adentro,
bien amarrada al noray
frente al horizonte
enconado y vertical
he naufragado otra vez
a los cincuenta.

Perdóname esta herida abierta

.

Perdóname esta herida abierta.
Las vendas de vanidad se me acabaron.

Voy resurgiendo en la vergüenza
y en la septicemia voraz de mi orgullo.

Dejemos drenar las consecuencias
no sea que cerremos en falso.

Nos alcanzan por la espalda

.
Pernoctando en las tibias axilas de las calles
en interminables brazos de avenidas,
en contenedores doctorados en basuras,
en aceras de imposibles grises,

duermevelas de solitarios fríos
te han perseguido en tus noches sin pijama
en umbrales que, avergonzados de verte,
atrancaron sus indignadas puertas.

Hombres sin nombre propio
en desfiles, de suciedad y desdicha, tristes
porque no hay días del orgullo pobre
en carrozas de arapientos diseños,

porque esas carrozas ataviadas de mugre
carrozas ordinarias de hipermercado,
nos obligan a malsoñar despiertos
cuando nos alcanzan por la espalda.

Astrología en verso libre

.
Ariete, arma mortal del dios de mi nacimiento que,
como al toro, da muertes públicas, sustraídas y anunciadas
a gemelos, a uniparidos. A nonatos moribundos
devora con su cáncer mortal en metástasis prodigiosa.

Ha abatido de un solo zarpazo al santo león evangelista,
ha consumado el virgo de las jóvenes, impúdicamente;
ha desequilibrado la balanza de los ricos, pobres de espíritu,
noqueando la esperanza de su escorpina auto-extinción.

Nos vengarán saeteros, con sus flechas envenenadas,
en venideros solsticios, capricornianos, de empatía
para que, en gentiles acuarios de nuestro paraíso perdido,
nademos comos peces en la matriz de una nueva madre.


Rosa Iglesias

De hacerse triste

A mi sobrina Maite

De hacerse triste
la noche
yo le pondré otra luna blanca
y una amalgama de estrellas.

De hacerse triste
la mañana
yo la pintaré a rayas
con colores que nunca has visto.

De hacerse triste
mi niña
yo seré payaso, saltimbanqui,
funambulista

y hasta si se hiciera preciso
tu sonrisa.

En mi ciudad

.

En mi ciudad llueve triste
agua de insólita fuente,
pájaros mudos de sordomudo lenguaje
que trinan sincopados silencios.

En claros registros graves,
llueve en mi ciudad triste,
la sal marina, relinchar de peces
de agudizadas sorderas.

Triste en mi ciudad, llueve
aceras solapadas en grises,
lagos, mares, llueven charcos
y a cántaros…., rojos y arenosos,
matices del saharaui desierto.

Úteros de zinc

.

Hoyos de esquizofrenia
sangrantes de hierro y de carbones,
de horas negras, de sudor negro,
de hombres de tez renegrida.

Sustrato de la tierra,
sepulturera jardinería de minas,
abriéndose brechas y caminos
hacia la luz vaginal.

En tu útero de zinc
obscuras amapolas se han sembrado,
guadañas de plomo, de esmeraldas,
plateadas muertes de mercurio.

De cobaltos prematuros, madre,
con partos de huérfanos cobres
de viudas de rosales muertos,
que con lutos herrumbrados amadrinas



Rosa Iglesias
9 diciembre 2008

10 septiembre 2009

Me has labrado el corazón

.

Me has labrado el corazón
para sembrarlo de panes
sabiéndome hambrienta de Dios.

Con tu azadón de bondades
y tu soberbia labranza
cosecharemos ingentes manjares.

Soliloquios de mudanza,
devoción de voz silente
los fecundos campos amurallan.

Me has colmado de simiente
para recolectarme saciada
en tu pleamar de panes y peces.

Ahora soy de cristal

.

Porque me has vestido de cuarzos
y me has dicho....”Tu eres de cristal"

he cogido esa piedra blanca
en la que escribimos mi nombre
y la he leído hasta borrarla
con mi incredulidad eterna.

Tal vez me tocaste alguna,
ya olvidada, vez con tu pura mano
para redibujar la caótica estructura.

Amplia mano limpia y justa
que me pusiste encima sólo para acariciarme.

Ahora soy de cristal
con las hechuras de tus cuarzos,
puntiagudos brillos enseñados
a engarzarse en mi mágica piedra.


.

En el espacio

.

Turbada por este espacio celeste
inconfundible y fecunda alameda estrellada,
he solicitado humilde al soberano universo
treguas para rendirme valiente y callada.

Serenos ermitajes y solemnes
ofrendo al Rey de copas, al Rey de espadas,
que en mi penumbra transitan impacientes
las verdades más ocultas, perfectas y claras.

A pesar de todo en esta superficie estelar
después de barajar los Reyes con los Ases
me han concedido un descanso amoroso,
en mi reciente madurez, llena de paces.

Sombras de luna

.

Te he caminado descalza
como a una sombra blanca de luna

Arenas incendiadas por las brasas de mi agónico amor
han sorprendido a mi cuerpo agotado y candente.
Te he sospechado, ingenua y caprichosa yo,
cuando devorabas impasible mi escuálida sonrisa.

Te he visto ardiente y llameante
mientras los rescoldos y substancias de mi ser
se convertían en necrosadas cenizas.

Te he llamado y perseguido
hasta extinguirme en tus frías ausencias.

Bagdad

.

Remedada en mil silencios
y en fraguas de fuegos extintos
he sucumbido al chantaje del miedo.

He tropezado torpe y sola
con las mil y una noches tuyas
con las mil y una piedras mías
que adherimos a mis pies

Pero el tiempo enmascarado
que levita entre mis canas
me ha deportado pletórica
a las mil y dos noches
de un novedoso Bagdad.

Qué miedo

.

Me han regalado
una ley de alejamiento

Maldito semáforo en rojo
que a nadie detiene

¿Dónde estaré yo
cuando pagues la condena
por mi muerte?

Probablemente tan alejada de ti
que nunca más
puedas volver a matarme.

El ancla de oro

.

El ancla de oro
que arrastra a los abismos.
La luna menguante que malpresagia.
No es feo ser veneno
con sabor a licor,
ni criminal con carcaj de cupido.
Feo es ser para tí quien soy
no saber mudarme
convertirme
romper hechizos.
Esperaré
con la boca abierta
mirando al cielo
a que la lengua de fuego
ilumine
mi estrella y tu luna.

.